El recorrido artístico de Joaquín Sorolla y su museo. 🎨

Si hay pintores de la luz uno de ellos es, indiscutiblemente, Sorolla. Nació en Valencia en 1863 y murió en Madrid en el verano de 1923 dejando un legado impresionante, compuesto por más de 2.000 obras.

Se podría etiquetar como pintor impresionista o incluso postimpresionista, pero el indudable calificativo que nos viene a la mente al pensar en él, es sobre todo luminista porque supo captar con maestría la luz del Mediterráneo, esa luz que da la vida a nuestra cultura.

Experimentó una primera etapa realista, influenciada por Velázquez, en la que cosechó algunos éxitos y medallas en Exposiciones de Valencia.

Cuadro de la etapa realista de Joaquín Sorolla.
Cuadro de la etapa realista de Joaquín Sorolla.
Leer Más

Cómo el Instituto del Mundo Árabe (París) inspiró mi proyecto 🖌

En la última visita a París, recién ocurrida la desgracia que calcinó Notre Dame y que me dejó el corazón triste, visité el Instituto del Mundo Árabe, cuyo edificio me había llamado muchas veces la atención. Me pareció absolutamente recomendable, considerando además mi interés por la cultura y la lengua árabes.

Después de un largo y delicioso paseo por Bastille y una estupenda comida en la calle Sedaine, a lo lejos se vislumbraba mi objetivo.

L’institut du Monde Arabe, en el V distrito de París, tiene la misión de difundir la cultura árabe, entendiéndose como colaboración entre Europa, Francia en particular y los países árabes. Fue inaugurado en 1987 por el Presidente de la República francesa François Mitterrand, formando parte de un plan general de urbanismo que incluía también el Arco de la Défense y la Biblioteca Nacional.

El edificio presenta una estética agradable, estando acristaladas todas las fachadas, cada una de manera diferente. Posee once plantas con distintas alturas, unas dedicadas al museo, otras a la biblioteca, al auditorio…

Instituto del Mundo Árabe, París (imagen de Ricardo Vidal)
Instituto del Mundo Árabe, París (imagen de Ricardo Vidal)
Leer Más

Mis disculpas a Picasso

Durante un tiempo, en mis años más jóvenes, miraba  cuadros de Picasso intentando comprender dónde estaba el mérito de aquellas caras torcidas, a medias frontales, a medias de lado. Entiendo que si algún experto en pintura me leyera, no daría crédito a lo que estoy diciendo.

Lo cierto es que a mis ojos inexpertos en la apreciación y el estudio de la pintura, aquello era así. Debo decir para descargar mi culpa que decidí buscar en la Historia de la Pintura razones válidas para aceptar o rechazar su figura con suficientes elementos de juicio.

Leer Más