GUSTAV KLIMT

Klimt (nacido en 1862 en Baumgarten, Austria) fue pintor simbolista y uno de los representantes del movimiento secesionista vienés. La corriente artística así denominada nació en Austria, en Viena más concretamente, y se desarrolló entre 1892 y 1906.

Se trató de una renovación de las formas artísticas, necesaria en Occidente a finales del siglo XIX y principios del XX, con sus raíces en la revolución artística que anteriormente había aparecido en Alemania, aunque con una evolución diferente.

El grupo secesionista austríaco nace como consecuencia de la necesidad de ruptura con las formas artísticas tradicionales europeas, está en contra del concepto nacionalista desarrollado en Europa abogando por un arte más internacional. Un aspecto a resaltar es la idea de separar el arte en sí mismo del comercio con las obras producidas, hecho que para los artistas del movimiento son “estados mentales diferentes”, tal como ellos mismos lo definen.

Una vez más estamos frente a una revolución artística pero también frente a una revolución de las ideas, una revolución estética que suscitó la crítica de los academicistas que vieron en los cuadros de Klimt y de otros pintores del movimiento un atentado contra el arte en sí mismo.

El beso, Klimt.
‘El beso’, Klimt.
Leer Más