❝ Una tarde de perros ❞ (parte 2)

Así continúa el microrrelato…

La joven De Quirós, contrariada por las circunstancias adversas a más no poder, eligió un sombrero pequeño que se adaptaba bien a su cabeza para no correr el riesgo de que saliera volando con la velocidad.

Mientras se acicalaron para salir, escampó y un tibio sol coronó el cielo. Así que la alegría volvió a la casa de la Calle Mayor, disponiéndose todos ellos a pasar un buen día.

Delante, en el auto, se acomodaron los Señores De Quirós, D. Bartolomé y Dña. Florencia, detrás Candela y su esposo Cecilio, los recién casados. Don Bartolomé había mantenido el destino en secreto, rodeando la jornada de un misterio que los mantenía expectantes. Tampoco había explicado la verdadera razón del viaje.

Leer Más