La visita a Sanabria tenía para mí muchas connotaciones personales y familiares por lo que desde el primer momento supuso un viaje muy especial. A lo largo de los días al  sentimentalismo previo se añadió una larga lista de motivos para disfrutar enormemente de la comarca hasta hacerla inolvidable.

Está claro que no soy la primera persona que se siente atraída por este lugar tan mágico:

Mágico por su hermoso paisaje que desde la sierra de la Culebra al parque natural de Montesinho, además del espectacular lago de Sanabria, ofrece lugares de una belleza increíble.

Lago de Sanabria
Lago de Sanabria

Mágico por su exquisita gastronomía  resultado de la mezcla de platos portugueses, gallegos y castellanos. Uno no debe marcharse de allí sin probar sus asados,  incluso  los que no sentimos una gran afición a comer carne,  una buena trucha o un plato de revuelto de setas en alguno de los restaurantes micológicos que abundan por allí.

Mágico es el románico de la provincia y desde luego de la comarca, con la iglesia del monasterio de S. Martín de Castañeda o Santa María del Azogue en Puebla de Sanabria como exponentes señalados.

Mágico por la historia de la comarca, por la conexión con los grandes de la literatura: Cervantes y Unamuno. Sobre el primero existe una corriente de investigación que defiende la posibilidad de que el autor del Quijote hubiera nacido en un pueblecito llamado Cervantes, en el que se conserva una casa que es conocida como “la casa del escritor”.

En cuanto al escritor salmantino de la generación del 98, Miguel de Unamuno visita el lago de Sanabria en junio de 1930, hospedándose en el Balneario de Bouzas que hoy día está en ruinas  prácticamente y que puede verse a lo lejos navegando por sus aguas a bordo de uno de los barcos que lo recorren.

Balneario de Bouzas
Balneario de Bouzas

Acudió allí en un episodio de crisis  de fe. La vista del lago y del paisaje le inspiran su famoso libro “San Manuel Bueno, Mártir”. 

En el prólogo Unamuno se refiere a la comarca como “escenario de desolación y miseria”, sensación que pocos años más tarde, año 1934, tuviera también el escritor Alejandro Casona al que parecieron durísimas las condiciones en que vivía la población.

Los directores de cine Ducay y Saura corroboraron esa pobreza extrema en 1954 cuando llegaron a la comarca con la intención de rodar una película que, finalmente, no pudieron llevar a cabo.

Mujeres de San Martín de Castañeda.
Mujeres de San Martín de Castañeda

En la obra se recogen dos poemas, una referente a la leyenda de Valverde de Lucena, pueblo que según ésta se encuentra bajo las aguas del lago y otro referente a S. Martín de Castañeda.

En el monasterio de esa localidad hay una exposición en la que figura el poema de nuestro escritor y paisano, titulado “Espejo de soledades”, manuscrito original de su puño y letra. Me pareció un documento excepcional que reproduzco al pie de la letra:

                                    San Martín de Castañeda,

                                    espejo de soledades,

                                    el lago recuerda edades

                                    de antes del hombre y se queda

                                    soñando en la dulce calma

                                    del cielo de las alturas     

                                    donde se sume en honduras

                                    de olvidos, ¡ay pobre! El alma

                                    Men Rodríguez, aguilucho

                                    de Sanabria, hoy ala rota,  

                                    ya el cotarro no alborota

                                    para cobrarse el conducho

                                    La historia paró; al sendero

                                    de San Bernardo la vida

                                    vuelve y de todo se olvida

                                    lo que no ha sido primero.

En el lago de San Martín de Castañeda, de Sanabria, oyendo el rumor de Valverde de Lucerna, sumida bajo las aguas, el día 1-VI-1930

                                            

Miguel de Unamuno

(En el pie del manuscrito figura la nota siguiente: “Documento cedido por Pilar y Julio Prieto Cirac. A la memoria de Raúl Prieto Cirac”)

La comarca hoy día, es un oasis de tranquilidad, belleza, buenas gentes y buen “yantar”.

¿Puede pedirse algo más?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s